Nostalgia y risas con Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar

Este martes pasado nuestros amigos de CineColor nos invitaron a disfrutar de la Avant Premier de Piratas del Caribe, por lo que hoy hablaremos sobre lo que nos pareció la quinta entrega del borracho Jack Sparrow.

La película comienza con el hijo de Turner, donde deja en claro sus intenciones de quitarle la maldición a su padre y como lo quiere lograr para luego hacer un update en donde está el adicto al ron y en que locuras anda. Obviamente robando, tomando o ambas, pegándose un robo muy al estilo rápido y furioso, porque así es y será Jack Sparrow.

Acá la película comienza a presentarnos los nuevos personajes y como se involucran en esta nueva y loca historia. A grandes rasgos, la película es de fácil lectura en su mayor parte, centrándose en las situaciones tragicómicas que vive el pirata Sparrow las cuales son bien simpáticas y graciosas, dándole un ritmo constante a esto, sin tornarse aburrido para el espectador.

En el transcurso cuando se va desenvolviendo la historia, aparece Salazar el asesino de piratas el cual busca acabar con Jack y vengarse por la maldición que éste le dio hace muchos años atrás.

Cuando la historia comienza a llegar a su climax, comienza la acción en el mar y se van involucrando más personajes ya conocidos en películas anteriores, los cuales se tornarán fundamentales para el desenlace.

Continuando con esto, Jack y sus tripulantes descubren donde hallar el tridente de Poseidon, el cual según la leyenda quita todos los maleficios  -que es lo que busca el hijo de Turner  para estar con su padre- y es ahí donde queda la cagá (no, no vamos a spoilear nada).

Respecto al desenlace, obviamente complace al espectador pero dándole un condimento nuevo que apela a la nostalgia de las personas que disfrutaron las primeras dos películas de la saga y es ahí cuando sale…

Mejor vayan a verla y disfrútenla, ya que si les te gustaron las primeras, de seguro les gustará esta.

 

×